mondoGarofoli Garofoli

Mundo Garofoli

mostrar artículos relacionados

15 09
"J'ai deux amours: Mirabilia e Paris..."

volver

Hay ciudades capaces de mostrar un alma distinta en cada estación. Lugares de temperamento ecléctico donde es fácil disfrutar un jazz sublime en un localcito retró así como los movimientos majestuosos y sensuales de unos bailarines de tango al lado del río. Así es París, capaz de atraparnos con su alma poética así como de maravillarnos con sus rincones ultra chic, los espléndidos palacios a lo largo del Sena, los senderos del "jardin du Luxembourg" en primavera. Una ciudad de acuarelas de tonos pastel, cafés literarios, espectáculos de cabaret y borradores de novelas...

La colección MirabiliaGarofoli revive en estas salas antiguas de poetas, pintores y músicos, artistas bohemios en pos de inspiración y de amores perdidos. La ausencia de aristas pone de manifiesto las líneas suaves y delicadas, signos de un diseño elegante y sofisticado capaz de sintetizar perfectamente el estilo inconfundible con la tecnología de punta. Puertas tan tradicionales y clásicas, y sin embargo tan refinadas y modernas. Puertas de estilo sobrio y poético que evocan historias y pasiones vividas. Y que permiten revivirlas aún hoy, junto al calor de un hogar encendido que suscita placer y nostalgia.

“J'ai deux amours, mon pays et Paris” cantaba con nostalgia Josephine Baker a inicios del novecientos. J'ai deux amours, Mirabilia et Paris...