mondoGarofoli Garofoli

Mundo Garofoli

mostrar artículos relacionados

20 10
Combinaciones misceláneas: el sueco rigor dinámico de Gotemburgo

volver

Desde siempre, el minimalismo inspira pureza y rigor. Las líneas geométricas acompañan la tonalidad del blanco y la regularidad de las formas adquiere dinamismo con algunos toques de cristal. Sin embargo, la esencialidad también da lugar a insólitas experimentaciones. En las lejanas tierras nórdicas de Europa resplandecen ciudades que, acostumbradas al frío, no suelen esconderse del sol. Una de ellas es Gotemburgo, fruto del positivo connubio entre una dinámica vida urbana y la belleza naturalística de sus fiordos.

Una de sus calles principales, la popular Kungsportsavenyn, palpita de música y de diseño, contrastando el retraimiento típico de la cultura sueca tradicional. Esta extensa calle cuenta con innumerables cafés, bares y restaurantes de primer nivel, intervalados por carteles de las cadenas suecas más famosas que invitan al shopping. A lo largo de la costa occidental pueden verse en cambio las típicas casitas rojas de madera construidas sobre los árboles. Asimismo, una simple mirada al antiguo barrio de Haga permite notar que las tiendas de antigüedades, diseminadas entre construcciones de otras épocas y callecitas románticas, se alternan descaradamente con los ateliers de los diseñadores suecos más famosos. Gotemburgo vive de estas contradicciones, suspendida entre el encanto de lo antiguo y el entusiasmo por la novedad. Un majestuoso hotel flotante también puede ser estrictamente "eco-friendly". Como el Salt & Sill, inmerso en el magnífico archipiélago de Klädesholmen, a una hora de la ciudad. Tan solo el fresco aroma del bogavante, fruto de la actividad cotidiana de los pescadores, basta a alterar esa perfección geométrica resultado de una eterna evolución.